dos 3.png
01113.jpg

La muñeca Sophi, había visto como mucha gente la había observado, pero ninguna quiso llevarsela a casa, donde quizás una adorable niña la recibiera para jugar con ella.

Después de un momento de observarla el extranjero viajante, se detuvo frente a Sophi. La muñeca sorprendida abre mucho sus ojos emanándo una dulsura en su mirada.